HAROLD VIAFARA ATROPELLADO POR SU PROPIO CARRO (!!!!!!!!!!!!!!)



Harold Viafara jugador del deportivo Pereira acostumbrado a andar en Canoa y simplemente montarla en la orilla (!!!!) se bajo de su carro como todos los dias (freno de manos? que es eso???) y minutos despues el carro cojio un impulso que no sabemos de donde, y atropello al Negro que no le pagan seguridad social hace 3 meses pero tiene medicina prepagada (eso si me lo tienen que explicar, que yo sepa la segunda no se puede sin la primera) Afortunadamente el carro esta fuera de peligro (?), el testimonio es narrado por la esposa del jugador la señora Exilis Ospina (alias "siyoloacelereyque")

5 Putiadas, Madrazos o Comentarios:

  D.I. OsKar

23 de noviembre de 2010, 19:12

Momento momento... ese man tiene esposa?? Dios mio!!!

  zubeldia1

23 de noviembre de 2010, 19:14

jajjajajaj "el se dio cuenta porque sono la alarma" jajjaja pensé que se había dado cuenta porque lo había atropellado,que cosas pasan en mi pueblo.

  ElSonrisas

23 de noviembre de 2010, 22:47

Son ideas mías o la esposa se intenta reir cuando está echando el cuento?

Ojalá no sea nada grave o si no cae una ficha fundamental del proceso del Bolillo(????????)

  tomeu

24 de noviembre de 2010, 6:20

Buenas,

He tenido el agrado de visitar su Web, con lo que debo felicitarle por el trabajo que has hecho, creando un buen blog sobre futbol internacional.

Decirte que voy a ir siguiendo el blog ya que me ha parecido muy interesante. Por otro lado, aprovechar para presentarte mi blog: http://www.doctorapuestas.com/

Agradecería mucho poder aparecer en tu sección de enlaces. En el caso de tener ese privilegio podrías enlazarme de la siguiente forma:
Titulo del enlace: Apuestas deportivas
Url: http://www.doctorapuestas.com/

Por mi parte, no tendré ningún problema en enlazarte de la forma que me digas.
Quedo a la espera de su grata respuesta, a través el correo electrónico: administrador@doctorapuestas.com

Saludos Cordiales,
Tomeu

  il bambino

9 de diciembre de 2010, 21:21

Exilis! que delicia de nombre!